Déficit de Factor VII

El déficit de FVII es una alteración hereditaria infrecuente de la coagulación, en la cual existen niveles muy bajos de factor VII en la sangre, de manera que la sangre no coagula en forma apropiada ante el daño de un vaso sanguíneo. Esta condición se presenta en 1 de cada 500,000 personas y puede afectar a hombres y mujeres por igual. La frecuencia y severidad de los episodios de sangrado pueden variar mucho entre pacientes. Los sitios más comunes de sangrado son la cavidad nasal y encías, músculos y articulaciones. El sangrado incontrolable durante la menstruación, durante y posterior a cirugías, así como la aparición de hematomas por trauma menor también pueden ocurrir. El tratamiento se basa en terapia de reemplazo de factor, usando FVII derivado de plasma o recombinante, o concentrados de complejo protrombínico.